La Federación de Ciclismo de Castilla y León, junto a la Federación de Triatlón y el Partido Socialista de Castilla y León, exigen endurecer las penas en los atropellos a ciclistas

La Federación de Ciclismo de Castilla y León (FCCYL), junto a la Federación de Triatlón y el Partido Socialista de Castilla y León, han exigido el endurecimiento de las penas para los causantes de los accidentes de tráfico con el resultado de ciclistas atropellados en las carreteras. En los últimos diez años se han registrado en las carreteras regionales un total de 354 accidentes de circulación con ciclistas implicados y el resultado de 21 muertos y es por ello que el Partido Socialista ha registrado una proposición no de ley para satisfacer esas reclamaciones apoyada por la FCCYL.

El presidente de la Federación de Ciclismo de Castilla y León, Roberto Coca, ha señalado que en cuanto al respeto al ciclista en la carretera se ha avanzado bastante pero que “aún queda mucho por hacer hasta llegar a la meta” que sería la devolución al ámbito penal de los accidentes con ciclistas implicados.

Por su parte Amancio del Castillo, presidente de la Federación de Triatlón en Castilla y León, ha declarado que los aficionados se encuentran desprotegidos “no sólo en la carretera, sino también ante la ley”. Y es que la ley debe actuar si hay lesionados, heridos de gravedad o muertos” ha defendido el secretario general de la Asociación de Ciclistas Profesionales (ACP), Alfonso Triviño. “Estamos a merced de las aseguradoras. La vía civil es más costosa y a los perjudicamos nos analizan a fondo porque piensan que les engañamos. Nos toman como a presuntos defraudadores”, ha lamentado Triviño.

Uno de los promotores de esta reivindicación es Anna González, esposa de un ciclista aficionado que hace tres años murió como consecuencia de un atropello mientras rodaba cerca de Torreón de la Calzada (Madrid). González emprendió hace un año la campaña de firmas ‘Por una ley justa, no más muertes impunes en la carretera’ para exigir el endurecimiento de penas y evitar casos como el accidente de su marido, archivado sin juicio por tratarse de una imprudencia leve sustanciada en el ámbito civil. Una campaña que ha conseguido más de 180.000 firmas y que también ha fructificado en iniciativas parlamentarias como las emprendidas en Castilla y León por el PSOE y defendida por Ángel Hernández.

Anuncios